¿Yo, una marca personal?

Pues sí, tengo que darte la noticia de que ya tienes tu marca personal.

Te preguntarás por qué digo ésto si no has creado ningún blog ni página web, y ni siquiera tienes una gran presencia en las redes sociales. Pero tu marca personal ha comenzado su camino sin pedirte permiso y (lo que puede ser peor) sin que tú seas consciente de ello.

Te voy a proponer un ejercicio muy sencillo que puede aclarar un poco lo que afirmo. Teclea en el buscador Google tu nombre y apellidos y dale a buscar. Espera unos segundos y observa los resultados que te ofrece.

¿Aparece tu nombre en la red? Lo más probable es que la respuesta sea afirmativa. Una red social en la que participas, un listado de la universidad, aquella beca que no te concedieron, el concurso de microrrelatos al que te presentaste o tu marca en el maratón de hace dos años. La lista puede ser de lo más amplia y variada.

Definición de marca personal

Pero, ¿qué tiene ésto que ver con tener una marca personal? Vamos paso a paso.

La marca personal es un concepto de desarrollo personal que se basa en considerar a las personas como una marca, que al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada,transmitida y protegida, con el ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales.

Ya sabemos dos cosas:

  1. Que, aunque no nos lo hayamos propuesto, ya tenemos una marca personal que, si no la gestionamos, se expande por sí sola sin pedirnos nuestro permiso ni conformidad.

  2. Que debemos aprender a manejar nuestra marca personal para que actúe a nuestro favor y nos beneficie en lo personal y profesional.

Imaginad que estamos invitados a una fiesta a la que acudirán muchos amigos y conocidos. También acudirán desconocidos, amigos de nuestros amigos y conocidos. Es una buena ocasión de conocer gente. De disfrutar de la compañía y confianza de nuestras amistades. Pero, ¿qué saben de mí todos y cada uno de los que están en esa fiesta? La pregunta es un poco extraña, ya que probablemente contestarás que tienes un grado de confianza diferente con cada grupo de los que acuden. Unos sabrán muchas cosas sobre tu personalidad y tus capacidades. Otros invitados sólo conocerán lo que los primeros les cuenten sobre ti y lo poco que podrás transmitirles ese día.

Pues en las redes sociales la cosa funciona de manera parecida. La gente conocerá de ti lo que tú les hagas saber. También podrán obtener información a través de tus contactos. Y si estás buscando trabajo, por ejemplo, te interesa que esta información llegue a el máximo número de contactos posible y que, además, sea una información positiva.

¿Cómo empiezo a gestionar mi marca personal?

Y ahora que ya sabes lo que necesario que es que manejes tu propia marca personal, voy a tratar de darte unas claves para que comiences a hacerte cargo de ella de la mejor manera posible.

Empieza a gestionar tu marca personal en 5 pasos:

  1. Conócete a ti mismo:
    Aunque parezca una máxima budista, lo primero que te recomiendo que hagas es que analices tus puntos fuertes y tus debilidades. Pon especial atención en destacar tus fortalezas, tu valor añadido. Eso que te hace diferente. Hoy más que nunca, diferenciarse es la clave y transmitir tu diferencia puede marcar, valga la redundancia, la diferencia.

  2. Márcate unos objetivos y diseña una estrategia de redes sociales: Ya sea tener presencia en redes o que escribas artículos, planifica primero. Reflexiona en qué redes vas a estar y qué acciones vas a implementar. Tan importante es diseñar una estrategia como determinar unos objetivos. Y recuerda siempre, que sean objetivos alcanzables y medibles. Como siempre, opta siempre por la calidad frente a la cantidad.

  3. Gestiona tus perfiles de redes sociales. Optimiza tu perfil de Linkedin, es la red profesional más importante que existe hoy día. De nada vale tener presencia en muchas redes si nuestros perfiles están incompletos o desatendidos. Hacerlo de esta manera perjudicaría nuestra imagen o reputación online.

  4. Crea un blog: Es la mejor manera de demostrar lo que sabes hacer, de fortalecer tu marca personal. En un blog puedes escribir artículos y destacarte como un experto en tu sector. Será tu mejor tarjeta de presentación.

  5. Asiste a eventos y haz networking: No olvides el sentido de las redes sociales. Son «sociales», se trata de compartir, comentar, participar de manera activa. Aprovecha las posibilidades de hacer nuevos contactos a través de las redes. Envía invitaciones personalizadas y pide que te presenten a otros contactos. Y aunque nos estemos centrando en la presencia online, es igual de importante que asistas a eventos. Por no decir más. Te recomiendo que saques tiempo para acudir a conferencias, talleres o encuentros de networking y conozcas a otros profesionales con los que entablar relación.

Aunque te pueda resultar un poco abrumador al principio, te aseguro que no te arrepentirás de los resultados. La sensación de control y autonomía que tendrás sobre tu vida profesional crecerá cada vez más y crearás tus propias oportunidades profesionales. Sólo necesitas constancia y un poco de paciencia y te aseguro que los resultados llegarán. Piensa que hay algo en lo que tú eres especial y que nadie sabe hacer como tú. Puede ser algo sencillo pero que te haga diferente. Y recuerda que tú eres el responsable de lo que los demás sepan de ti, de lo que les quieres transmitir. No debemos pensar que le gustaremos a todo el mundo, pero debemos procurar ser auténticos y diferentes.

¿Qué pensáis de la marca personal de Donald Trump? ¿Sigue una estrategia? ¿Es coherente? ¿Consigue sus objetivos? Estas preguntas darían para otro artículo completo de análisis de marca personal.

Espero que este post os haya resultado útil para aclarar un poquito por qué debemos gestionar nuestra marca personal.

 

 

 

 

¡Sígueme y comparte!
error