Los ingredientes de un Post delicioso

Este post no va de cocina, pero tiene mucho que ver con ingredientes. Los ingredientes para cocinar un Post delicioso que conquiste a tus lectores y los atrape. Que lo devoren, en pocas palabras.

A estas alturas todos sabemos la potente herramienta de promoción que puede llegar a ser un Blog. Por eso lo incluyen casi todas las páginas de empresas grandes y pequeñas. Los autónomos también tienen (tenemos) blog. Y es que a través de él puedes crearte una reputación, atraer clientes y fidelizarlos, crearte una comunidad que te conozca y confíe en ti. Son muchísimos los beneficios que te puede dar tener un blog.

Pero vamos a la parte más práctica. ¿Cómo mantengo yo un blog? Aquí empieza lo difícil (o lo no tan fácil, para ser positivos). Hay que escribir post o artículos de manera frecuente, sobre temas que interesen a tu público y que le ofrezcan soluciones. Hay que incluir contenidos frescos y originales. Poner imágenes. Tiene que tener una estructura. Y muchas más cosas, pero vamos por orden , que ya estoy rompiendo todas las normas para escribir un buen post…¡Y esta entrada va precisamente de escribir el post perfecto!

Empiezo por hacer propósito de enmienda y voy a tratar de daros los ingredientes para hacer un post irresistible, que vuestros lectores devoren y quieran compartir, y hasta vuelvan a por más.

Unos consejos para que aprendas a escribir un post irresistible

  • Escoge un tema. Lo primero que te aconsejo es que investigues los problemas del público al que te diriges, sus necesidades. Tus temas deben responder a sus intereses. Para no quedarte bloqueado esperando que te llegue la inspiración, te recomiendo que hagas una lista con 20 o 30 temas. Luego hazte un calendario de publicaciones y así perderás menos tiempo. Ya sabes, «que la inspiración te pille trabajando». A mí funciona muy bien el truco del listado, porque no siempre se te ocurren temas interesantes sobre los que escribir. Aprovecha los momentos de buenas ideas.

  • ¿Cómo empezar? Un buen comienzo es muy importante. Un buen post engancha desde las primeras frases, sino es muy complicado mantener la atención del lector. Una manera de empezar que suele dar buen resultado es describir el problema que aborda el artículo nada más empezar y enseguida hablar de lo positivo que sacarán de su lectura. Problema y solución, muy cerca uno del otro. ¡Nada de irse por las ramas como he hecho yo en este post!

  • Estructura. Anota las ideas principales en una libreta o en word. Más tarde, crea una sencilla estructura, divide el texto en bloques separados, pon títulos y subtítulos. Usa negritas, emplea frases cortas. No escribas con un estilo florido, la sencillez es lo que mejor llega al lector. Habla su lenguaje. Nos encanta el orden y la sencillez. Los barroquismos en pequeñas dosis, por favor.

  • Incluye contenidos de valor. Y con contenidos de valor me refiero a todo lo que pueda enriquecer el texto. Referencias, enlaces a otros contenidos. Nunca olvides incluir imágenes. Siempre enriquecen el texto. Ya sean fotos, infografías o cualquier otro contenido visual.

  • Un poco de Storytelling. Se trata de contar historias. Personalizar nuestro texto con anécdotas o historias despierta la curiosidad del lector. Un poco de emoción no viene mal a nuestros textos.

  • Hora de escribir el título. Recomiendo dejar el título para el final, una vez está escrito el contenido. Así podrás resumir en una frase lo que has escrito y dar con una fórmula que impacte. Utiliza las palabras clave del texto. Escoge un título breve frente a uno extenso.

  • Revisa y revisa. Para ir terminando, toca sacarle brillo al texto. Revisa que no tenga faltas ortográficas ni gramaticales. Es importante que sea fácil de leer. Ya lo hemos dicho antes, pero siempre es mejor utilizar un lenguaje sencillo. Se trata de que nos entiendan y es nuestra tarea conseguirlo.

  • Comparte tu obra. Ya tienes un post magnífico, claro, ameno, interesante… Te ha llevado tiempo prepararlo y redactarlo. ¿Cómo lo vas a promocionar? ¡Compártelo en redes sociales, por favor! Parece evidente, pero os sorprenderíais de la cantidad de contenidos fabulosos que nos perdemos porque sus autores no los comparten a través de las redes sociales. Por despiste, por miedo a las críticas, por no saber cómo hacerlo…¡No hay excusas! ¡Comparte tu Post ahora que ya sabes cocinarlo!

¡Sígueme y comparte!
error